¿CÓMO REACTIVAR LA ECONOMÍA REGIONAL EN MEDIO DE LA CRISIS SANITARIA?

Recientemente el gobierno nacional, anunció inversiones en infraestructura en la Región Caribe, por $245mil Millones de pesos. Estas inversiones y obras tienen como objetivo terminar todas las obras públicas que desde Gobiernos pasados han estado paralizadas. Para esto se intervendrán 324 kilómetros de vías, a través de la dirección del Instituto Nacional de Vías- INVIAS.

Con este programa se busca impulsar el desarrollo y la conectividad de los departamentos de La Guajira, Cesar, Magdalena y Córdoba generando cerca de 4.100 nuevos empleos en la región caribe. Entre las obras a licitar se encuentra el nuevo eje vial entre Valledupar y La Paz, obra que reactivará la economía de la región con la creación de 998 empleos. El mejoramiento de la vía La Paz – San Juan del Cesar – Cuestecitas y la pavimentación del corredor Cuatro Vientos – Codazzi, que forma parte de la transversal momposina que conecta a los departamentos de Bolívar, Magdalena y Cesar. Estos proyectos generarán 1.615 empleos directos.

Asimismo, el INVIAS abrió el proceso de licitación para realizar la terminación de la pavimentación de la carretera que comunica a las localidades del Plato y Tenerife, eje vial que conecta el sur del Magdalena con la ruta del sol y que beneficiará a 640 habitantes de la región con empleo directo.

Por último, en el departamento de Córdoba se llevarán a cabo obras para mejorar la conexión Moñitos – San Bernardo del Viento – Lorica – Chinú, corredor que impacta esa zona turística y que dinamizará la economía regional y generará cerca de 900 nuevos empleos.

El INVIAS también ha anunciado 50 proyectos de obra pública que implican una inversión de $11,5 billones para intervenir cerca de 1.700 kilómetros de vías nacionales. Con estas obras se generan 105.000 empleos directos en todas las regiones del país y se beneficiará a 23 millones de ciudadanos.

Pero no hay que descontar las posibilidades de otros sectores, conforme la capacidad de los entes territoriales. Acueductos y alcantarillado, el mejoramiento de vivienda, el mejoramiento integral de barrios, la vivienda nueva, y las vías rurales. Esto, si se pensara solo en infraestructura y hábitat. Pero movilizar la economía campesina, con asociatividad, y facilitación de la logística, transporte y centro de ventas – Mercado, son mecanismos a la mano de las alcaldías, y que tienen un impacto más inmediato, y posibilita dinamizar la economía local en medio de la crisis sanitaria y de empleo que vive la sociedad. Lo anterior permite seguir manejando las restricciones que por salud pública se deben manejar en cada localidad.

Compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *