¿QUÉ ES LA BRECHA DIGITAL?

Según Guillem Casahuga, socio de Arthur D. Little .En Colombia la inversión per cápita es un 50% más bajo que el de los países de la OCDE, lo que se refleja en velocidad promedio de banda ancha móvil de 13Mbps y un tráfico promedio de datos por usuario (2.4GB).

Según un estudio de Arthur D. Little, citado por Forbes Colombia. Una sola compañia concentra el 61% de los ingresos y el 47% de los usuarios. En un país urbano como Colombia, con dificultades de conexión en zonas alejadas, rurales y periféricas, con un costo de gigabyte de 3.5 dólares, mientras que e paises como Chile el costo no llega a dos dólares.

Una oportunidad que debe aprovechar el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, para lanzar políticas que ajusten la brecha, y un desafío para Tigo ColombiaCorp-Movistar, entre otras. De manera tal que se abaraten los costos, y se pueda extender la red a la regiones no conectadas. Los gobierno deben pensar, planear y ejecutar el territorio, como regiones inteligentes. Llevar la conectividad de tics, a las zonas periféricas de la nación, y darle acceso y asequibilidad a las zonas rurales, para contribuir a la superación de las dificultades ocasionadas en la educación por la crisis sanitaria.

En conjunto con México. Estamos pagando el gigabyte mas caro de Latinoamérica. Un problema mas para la educación en casa, y para las regiones con déficit de conectividad. entidades como la Federación Nacional de Departamentos, el  Departamento Nacional de Planeación, deben aunar esfuerzos para trabajar en conjunto una formula para solucionar el problema de infraestructura tecnológica de las zonas rurales y los territorios apartados.

Una guía para alcanzar este gran objetivo es el “Decalago de los Territorios Inteligentes”, del que ya hablamos en una entrada anterior. Lo que nos permite construir un nuevo decálogo en términos de la integración y el desarrollo territorial.

  1. Conectar los territorios
  2. Desarrollar la infraestructura de transporte para facilitar el intercambio intra e interreegional.
  3. Adaptar el territorio a la habitabilidad, parques y espacio público.
  4. Tecnología para la seguridad pública
  5. Mejorar la conectividad TIC, de las regiones, acceso y asequibilidad.
  6. Organizar el manejo y disposición de los desechos, reciclaje, reutilización, aprovechamiento de los residuos.
  7. Energías alternativas no fósiles, hoy día la energía solar, y las microcentrales hidroelectricas son una forma de llevar energía a las zonas desconectadas.
  8. Movilidad masiva, eficiente, sostenible, segura, que integre los municipios y zonas rurales al interior de sus regiones.
  9. Educación, salud, cultura, recreación y deportes.
  10. Planeación participativa, mensurable, y ejecución transparente.

Este puede ser un decálogo para la habitabilidad de los pequeños, lejanos, y periféricos municipios. Una forma de pensar el territorio desde el micropueblo. Pero es una estrategia que depende de la intervención para facilitar la competencia en el mercado de las TIC´s, y permitir acceso y asequibilidad, a los usuarios.

fuente: Forbes Colombia

Compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *